CRÓNICA: ATLÉTICO DE MADRID 3 – 3 GIRONA: Una noche oscura en el Metropolitano.

Prometía ser un partidazo y lo fue, con todo tipo de emociones cual montaña rusa. Más de uno habrá quedado enojado y por qué no, a punto de llamar a su cardiólogo amigo.

Ya desde el comienzo había incertidumbre. Simeone decidió que tanto Oblak como Griezmann no arranquen como titulares, al igual que Rodrigo. Ambos tres piezas claves del equipo. Y Vitolo, que se venía ganando su puesto en buena fé, no llegó ni al banco puesto que tuvo otra lesión muscular. Algo que el cuerpo técnico deberá evaluar internamente porque no puede ser que en cada partido haya una nueva baja por lesión o molestias.

Contra todo ese pronóstico, el Atlético jugó bien. Y marcando 12 minutos, arribó el primer gol. Con una maravillosa asistencia de Godin, Kalinic colocó el 1-0.

Los colchoneros festejan el 1-0.

El Girona, con más suplentes que titulares, tenía a Stuani en cancha. Los colchoneros pudieron controlar el juego tapando la subida de Eusebio, Valery y Pedro Porro, piezas claves en el armado del conjunto catalán.

Media hora después llegaría el punto de quiebre. Otro gol de Kalinic revisado y anulado por el VAR dejaría a los dueños de casa bajo un manto de incertidumbre y desánimo, circunstancia que fue aprovechada por el Girona.

Tras un córner desde la derecha ejecutado por Porro, Valery controla la pelota y, de volea, festeja el empate; resultado con el cual los equipos se irían al descanso. Unos más conformes que otros.

Habiendo empezado la segunda parte de la jornada, Griezmann se encontraba calentando. Y parecía que el Atleti iba por la victoria —y clasificación— cuando Ángel Correa remató desde fuera del área y tocó el palo, decidiendo éste que, por el momento, las cosas seguirían 1-1.

Ingresó Rodrigo por Saúl, con molestias musculares en su pierna. Dos bajas en un partido, algo pasa.

Y cuando menos lo esperaban, Stuani dijo presente, cabeceando al arco tras el lateral al área que realizó su compañero Aleix García. El VAR revisa una caída de Godin en el área pero no considera que fuese falta, convalidando así el gol. En busca de casi un milagro, ya que los colchoneros estaban obligados a convertir dos goles para pasar a la siguiente fase de Copa del Rey, ingresa Griezmann por Koke.

Y la remontada llegó. Primero con Correa a los 66′ y luego Arias convertiría pero el VAR —el jugador estrella de la noche— desestimó el gol por una posición adelantada milimétrica.

El argentino convirtió el 2-2 de la noche.

Faltando seis minutos para cumplir los 90′ reglamentarios, aparece él. Con una magnífica asistencia de Lemar, Grizou coloca dentro del arco de Iraizoz una pelota que no tenía ángulo alguno para entrar. Pero el 3-2 ilusionaba a la gente que gritaba eufóricamente en el Metropolitano.

El Principito casi al borde del área logró rematar y poner el marcador 3-2.

Entonces, y a solo dos minutos del final, lo impensado ocurre. El Girona comandado por Pedro Porro, lanza un centro al área y tras rematar Borja García y desviarla Doumbia, consigue que pase entre las piernas de Arias y Adán para poder festejar lo que hace unos momentos atrás era imposible: la clasificación del Girona.

Cómo luego diría Simeone en conferencia de prensa, palabras más palabras menos, a veces es mejor jugar feo y ganar a jugar bonito y perder, como en esta noche. Porque el Atleti jugó un buen partido. Pero lo perdió desde el minuto cero con las variantes que el Cholo creyó que eran correctas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: