Una pesadilla en Alemania

Los elegidos para saltar a la cancha: Oblak; Juanfran, Godín, Lucas, Filipe Luis; Thomas, Koke, Saúl, Lemar; Griezmann y Costa. [Foto: prensa Atlético de Madrid]

Como si tuviera un buen recuerdo de los uniformes amarillos después del Villarreal, el Atlético de Madrid salió con la intención de ser contundente frente a un rival que arrancó flojo pero luego supo recomponerse. Y vaya que lo hizo.

El equipo del Cholo empezó a decaer: Lemar erraba casi todo pase que salía de sus pies, Thomas regalaba pelotas, el juego — o al menos lo que se intentaba crear — pasaba por un solitario Koke que mucho no podía hacer, no con un Diego Costa totalmente desaparecido. Sería un tiro de Griezmann, otro con un rendimiento para el olvido, lo más destacado de los colchoneros en la primera parte.

Mientras, el Dortmund pasaba fácilmente por el medio campo, muy impulsado con su tridente Pulisic-Bruun Larsen-Reus. Casi al final de los 45′ llegó el gol de los locales, con un remate desviado en uno de los españoles que tomó por sorpresa a Jan Oblak.

Tras el descanso, los madrileños salieron a comerse a los dueños de casa. El ingresado Rodrigo ordenó mitad de cancha, permitiéndole a Koke soltarse más en el centro, buscando sociedades. Parecía que Saúl se había transformado en aquel que se adueñó de Alemania frente al Leverkusen y el Bayern; esta vez, en menos de quince minutos logró llegar al arco más veces que todo su equipo en la pasada etapa: tres disparos y uno de ellos al palo advertían a Burki y al Borussia.

Todo parecía indicar que de seguir así el empató o remontada eran una opción hasta que se dió el Punto de inflexión: Simeone hizo su segundo cambio. Correa por Saúl. Si, aquel que casi empata la historia.

Una equivocación de Rodri dejaría al Atleti abajo por dos goles, tras la acción conjunta entre Hakimi y Guerreiro. Lo que siguió fue un ritmo de juego dominado por los alemanes, agregando dos goles más al espectáculo que estaban dando. Y que también significa una de las peores derrotas de Diego Pablo Simeone al mando de los rojiblancos.

Fue el propio argentino quien luego fue el encargado de dar la cara, con autocrítica y reconociendo al rival. Fiel a su estilo.

—”Fueron rápidos, precisos, tenían claro cuál era el objetivo y cuando en el fútbol eres contundente, ganas. Solo hay que felicitar al rival.” “Habrá que ver, quedan todavía tres jornadas. Nuestro objetivo es clasificarnos, porque venimos de un golpe duro como el del año pasado.”—

—”Lo saben ellos. No voy a comentarlo acá. Tengo claro el camino, se lo que quiero de ellos, muchos de ellos llevan muchos partidos encima. Pero sé que tenemos grandes futbolistas, y no tengo dudas de que sabemos el camino.” — contestó el DT respecto a cuáles fueron sus palabras con sus jugadores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: