Triunfo y ambientazo en el Metropolitano

El partido para el Atleti comenzó con un minuto de silencio – respetuoso y lleno de emoción, no podía ser menos – para el recuerdo del padre Daniel.

El equipo salió dispuesto a ganar, con un planteo aguerrido y ofensivo, como bien lo marca el Cholo Simeone. El camino a la portería de Axel Werner – que jugo porque no tenía cláusula del miedo – era de manera vertical y con circulación de pelota, aprovechando la ventaja de conocer como su todavía compañero, ya que juega en calidad de cedido en el Huesca, se mueve en el área chica.

Koke dueño de los pases mientras que por Thomas pasaba la conducción, con Griezmann y Lemar como aceleradores y con un Angelito Correa haciendo lo suyo por el medio, el Atlético descolocaba al Huesca con cada avance. El primer gol llegaría con la asistencia de Diego Costa, que recibe de espaldas y con Semedo y Luisinho acercándosele, se la da a Griezmann que remata y no falla.

Los aragoneses intentaron responder, con una carrera de Gallar pero la gran figura de Diego Godin le diría que no. El 2-0 apareció en el marcador cuando Thomas, dispara desde fuera del área pero con semejante fuerza y velocidad que el portero argentino nada pudo hacer.

Tres minutos más tarde, en lo que sería la sentencia del partido – porque con un Atleti así, el Huesca debía de intentar lo improbable pero no imposible – Koke marca el 3-0, como Partey desde fuera del área. El gol tardó en convalidarse ya que para el árbitro era nulo por una posición adelantada de Correa pero luego el VAR validaría el gol del español, desestimando el juicio del colegiado. Para terminar el primer tiempo con más drama, Josema Giménez caería al suelo, y con los ojos llorosos abandonaba el partido. Al menos, por precaución.

El segundo tiempo mostro a un SD Huesca mucho más decidido a llegar al gol pero la verdad es que la historia ya era otra. El DT argentino probó en cancha a Gelson Martins así también como a Kalinic. Con la dupla Griezmann-Costa fuera de cancha, los rojiblancos apostaban a mantener el resultado y guardar energías para la gran cita del sábado.

La gran figura del complemento, por no decir de todo el partido, fue la aficion madrileña, que lejos de dar por sentada la victoria de los suyos, alentaron sin parar a lo largo de todo el partido, en especial para la segunda parte, mostrando como los rojiblancos se preparan para el proximo cotejo.

Como en todo partido, la mano salvadora del esloveno Jan Oblak apareció, negándole un gol a Aguilera.

El pitazo final llego, tras 3’ de adición, y selló el resultado que deja muy bien perfilado a los colchoneros para la visita ante el Real Madrid, a quien en el último encuentro le ganó por 4-2, proclamándose campeones de Europa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: